Ben Affleck acude a una clínica de rehabilitación mientras que Jennifer López se desintoxica de su expareja Álex Rodríguez en Instagram

Ben Affleck acude a una clínica de rehabilitación mientras que Jennifer López se desintoxica de su expareja Álex Rodríguez en Instagram
Sin comentarios

El shippeo del verano es noticia se saque los mocos, cace moscas, eche gasolina o vaya al cine el típico día caluroso del verano para "estar fresquitos", eso es así. Pero parece ser que esta vez el canal Univisión (el primo latino de Eurovisión) ha puesto el punto de mira Ben Affleck y Jlo con razón ya que ambos han movido ficha para iniciar una nueva vida completamente renovada en pareja. El shippeo 'Bennifer 2.0' no se consolida solo, amigues. 

Según ha informado la cadena de televisión, el actor de 49 años ha comenzado la vuelta al cole antes que 'El Corte Inglés' y todo (que ya es decir, porque suele iniciar la campaña a principios de agosto). Affleck ha sido fotografiado entrando a una clínica de rehabilitación de Malibú. Que no, no es que se quiera desintoxicar de la bebida fresquita con piña en concreto, sino de su adicción a las drogas.

Dl U490356 038
Morreíto rutinario de Bennifer en la cubierta de un yate

Ben Affleck reconoció que su matrimonio, con la también actriz y también Jennifer (Garner), se rompió por culpa de la drogodependencia y del alcoholismo en el que estaba metido hasta las cejas. A pesar de que el intérprete americano lleva la hostia de tiempo en rehabilitación, aún continúa con el tratamiento que ahora habría retomado por los tres hijos que tiene en común con su exmujer.

Todo es más llevadero si se vive en pareja. Quizás por eso Jennifer López también ha iniciado su particular detox, aunque en su caso no le haya hecho falta nada más que su teléfono móvil para hacerlo.

JLo ha borrado de su vida (literalmente) a su ex Álex Rodríguez tal y como hizo con Pitbull en sus canciones (solo lo quiso cuando estaba de moda) o como lleva haciendo toda su vida con el "natural" transcurso del tiempo, al que sigue desafiando aparentando que tiene 28 años en vez de 52.

 

La cantante se ha deshecho de todo lo que oliera a su expareja en Instagram, donde ya no hay rastro ni siquiera de la imagen que inmortalizaba su romantiquísima pedida de mano. Eso sí, en Twitter continúan (en peligro de extinción) todos los posts relativos al que era su prometido. Eso demuestra que, a pesar de su piel tersa cual "culito de bebé", Jennifer sí que tiene la edad que marca su DNI... ¡No hay mayor síntoma de tener cierta edad que el hacerse el lío con las RRSS!

Fotos | GTRES

Temas
Inicio