Publicidad

Noticias de Olivia Munn en Poprosa

Después de haber calentado a Justin Timberlake un buen rato (recordemos que todavía se sigue barajando la posibilidad de que hubiese sido infiel a Jessica Biel con esta moza) Olivia Munn ha vuelto con ganas de seguir dando guerra y demostrarle al mundo que es la cosa más normal que Justin Timberlake se haya fija en ella con el pedazo cuerpo que tiene. Y la verdad es que razón (o razones, según lo miréis no le faltan porque la tía esta para untar con pan y repetir a la hora de la merienda.

Y los de Men’s Health, que otra cosa pero cuidar a sus lectores masculinos más caprichosos saben hacerlo a la perfeccción, han decidido que Olivia Munn, ahora que estamos eligiendo a los chicos y las chicas del año, se corone como su ‘Tech Girl’ que viene a ser como la mujer tecnológica por excelencia, la que no puede vivir sin su Blackberry, lleva el iPad a todos lados y el ordenador y ella entran en simbiosis todos los días a las 8 de la mañana y hasta las 10 de la noche no se despegan de tan maravillosa y placentera unión. Una geek con sus cuatro letras, vamos.

Y también os digo que, por muy tocho o muy ladrillo que sea el artilugio que le deís a Olivia Munn, como que a su lado parece algo divino y venido desde el hiperespacio. Por eso es que le han hecho posar con cámaras de video, iPad y ya puestos aspiradoras, motosierras… la chica gadgets, vamos. Incluso ella misma reconoció que a día de doy comparte su cama con una multitud de objetos que precisan batería para funcionar (sí, yo también pensé en lo mismo pero parece ser que precisamente ese objeto no lo tiene en la cama. Igual está en su mesilla de noche, que suelen funcionar por pilas):

“Duermo con mi BlackBerry y mi MyTouch enchufado en la mesilla de noche, junto con mi ordenador portátil al que meto dentro de la cama (ahora que estoy soltera tengo espacio de sobra para poder meter todos los aparatos dentro de la cama) y mi mando universal desde el que controlo mi Blu-Ray, DirecTV, TV y la Xbox. No creo que sea un problema tenerlos en mi cuarto sinceramente. Trabajo mucho y muy duro y me hacen falta, aunque tengo que reconocer que me realiza y me hace feliz. ¡Y oye, cuando alguien realmente llama mi atención, consigo no pensar en el teléfono!”

Vamos, que si queréis sucumbirla a vuestros encantos (todo sea dicho, nos ha confesado que le encantan los hombres que aman las nuevas tecnologias y saben manejarlas), cubriros de enchufes y presentaos en su casa con una Thermomix en una mano, el iPad en otro, sin dejar de escuchar música con vuestro iPod y el portatil bajo el brazo y sabiendo manejar a la perfección vuestro joystick. Si no os manda a freír espárragos por raro el portero, lo tendréis todo hecho.

Vía | Backseatcuddler Foto y vídeo | Men’s Health

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios