Irene Rosales reaparece desquiciada: defiende a Kiko Rivera en 'Sálvame' y estalla contra Telecinco por llamarla cornuda

Irene Rosales reaparece desquiciada: defiende a Kiko Rivera en 'Sálvame' y estalla contra Telecinco por llamarla cornuda
Sin comentarios

La mujer de Kiko Rivera ha estallado contra 'Sálvame'. Durante los último días, el programa de Telecinco especula sobre una posible infidelidad de Kiko Rivera, y aunque el muchacho tenga antecedentes en este sentido, lo cierto es que no hay ninguna prueba fehaciente que demuestre que el Panto-dj se haya comido los morros con alguna jovenzuela. Harta de escuchar tonterías, Irene Rosales ha marcado el número de Mediaset para poner fina filipina a la propia Carola Corredera.

A través del teléfono de Rafa Mora, la mujer de Kikito entraba en directo en el programa dispuesta a desmentir todo lo que se estaba comentando. "Simplemente entro para aclarar que todo está perfecto. Todo me parece absurdo", aseguraba enfadada. Tal era el cabreo de Irene que incluso ha anunciado medidas legales contra aquellos que se vayan de la lengua: "El chico que va a salir hablando tendrá mi denuncia, todos lo que estén diciendo mentiras van a estar denunciados".

La mujer de Kiko Rivera lo tiene claro: su churri no es un Santo, pero no tampoco un pichafloja. "Lo único que ha hecho es ir a ese hotel y tomarse una copa tan tranquilo. No pasa nada porque hubiera una chica sentada a su lado. Es la novia del dueño, he quedado mil veces con ellos", aclaraba Rosales para justificar la presencia de una muchachita muy cerca de su marido.

Irene Rosales habla en directo con Carlota Corredera
Irene Rosales habla en directo con Carlota Corredera en 'Sálvame'

La ex colaboradora de 'Viva la Vida' tiene los ovarios bien puestos y, además de sacar la cara por su churri, ha criticado el trabajo de 'Sálvame': "Yo creo que todo tiene un límite. Que hagáis un cebo con ciervos llamándome cornuda traspasa los límites. Entiendo el trabajo de todos, pero no sé, todo tiene un límite", aseguraba más cabreada que una mona.

Además, Irene ha explicado todo lo que ocurrió el día anterior a la boda de Anabel, cuando falleció Doña Ana. Kiko Rivera acudió a Cantora y después no se sintió con fuerzas para regresar a La Graciosa. "Mi marido no se veía capaz de ir a una boda porque tenía la cabeza desbordada", ha dicho Irene.

Temas
Inicio