No es oro todo lo que reluce: el negocio de Georgina Rodríguez se va a pique

No es oro todo lo que reluce: el negocio de Georgina Rodríguez se va a pique
Sin comentarios

Cuando parecía que Gegorina Rodríguez lo tenía todo...¡Zasca! De eso nada, monada. La churri de Cristiano acumula millones en el banco, tiene un yate más grande que cualquiera de las casa que vayas a tener en tu vida y, además, es monísima de la muerte. La muchacha aparenta ser la viva imagen de la perfección, pero es puro postureo. 'Gio' también tiene problemas en el curro, y los hemos descubierto.

Hace un tiempo, la novieta de Ronaldo creó su propia firma de moda con la esperanza de convertirse en la nueva Carolina Herrera. Giorgina se dejó los sesos pensando en sus posibles diseños, ideando colecciones e imaginando sus propios desfiles. Finalmente, sacó a la venta un chándal ligeramente horterilla que podría haber encontrado en el armario de Aurah Ruiz.

Creíamos que la muchacha se curraría, al menos, unos jerséis monísimos de la muerte con su logo estampado en alguna parte, pero no. Giorgina se decantó por vender chándales de chichinabo a un precio realmente escandaloso. Tal y como publica Informalia, el conjunto completo de sudadera y pantalón tenía un coste de 217, 90 euros. ¡Casi nada!

 

Milagrosamente, consiguió agotar las existencias en cuestión de días, o así lo aseguró a través de sus redes sociales. Sin embargo, jamás amplió la colección, ni renovó el stock, ni dio explicaciones a través de Instagram sobre el padrón de su firma. 'Oh by Gio' se fue a pique y nadie se pronunció al respecto.

El negocio de Georgina fracasó, pero a la muchacha tampoco le ha supuesto un trauma. Ahora, está involucrada en la expansión de 'Insparya Hair Medical Clinic', el negocio de injerto de pelo que fundó su churri. Tienen clínica en Madrid y en Marbella, y próximamente aterrizarán en Valencia para cumplir el sueño de todos aquellos que deseen acabar con su calvicie.

Temas
Inicio