El gran golpe de Isabel Pantoja y Kiko Rivera: el plan perfecto para embolsarse un pastón tras sellar la paz

El gran golpe de Isabel Pantoja y Kiko Rivera: el plan perfecto para embolsarse un pastón tras sellar la paz
Sin comentarios

Mientras Anabel sufre anginas tras dejarse la garganta en la noche de su boda, doña Isabel continúa encerrada en Cantora a la espera de un segundo encuentro con Kiko Rivera. Tras la charla que mantuvieron madre e hijo en la madrugada del jueves, la tonadillera y su pequeño del alma habrían quedado en volver a verse muy pronto. Pero, ¿cuál es el objetivo de esta cita? ¿Estarán planeando una exclusiva conjunta?

Cuando el río suena, agua lleva. Kiko Rivera y su madre no tenían relación hasta el fallecimiento de doña Ana, cuando el marido de Irene Rosales se trasladó hasta Cantora para consolar a su madre. Allí, Isabel y Kiko hicieron las paces tras una larga conversación, pero el motivo de este acercamiento podría ser puramente económico. No quiere decir esto que la Panto no sienta amor por su retoño, pero la pasta gansa que podrían embolsarse a golpe de exclusiva es realmente impactante.

No es que seamos mal pensados, es que tanto Maribel como Kikito estarían deseosos de alimentar sus respectivas cuentas bancarias. El dj se ha tirado más de un año sin currar por culpa del coronavirus, e Irene, su mujer, dejó el curro en 'Viva la Vida' para estar más cerca de su maridín. Por otra parte, Isabel estaría organizando su salida de España, y no es precisamente barata. La cantante quiere comenzar una nueva vida en México y un dinerillo extra no le vendría nada mal.

Además, Rivera estaría interesado en mantener una buena relación con su mami para llegar a un acuerdo económico y deshacerse de la finca que tantos dolores de cabeza le ha traído. Si la Pantoja está de su lado, será más sencillo cerrar un acuerdo con algún millonario interesado en Cantora. Y la Panto, que está desando cruzar el charco, también estaría interesada en la venta.

Además, la Pantoja se la jugaría demasiado si se diera otro enfrentamiento público entre ella y su hijo. La imagen de la cantante está hecha trizas y, tal y como hemos comprobado en los último tiempos, a Kikito no le tiembla el pulso a la hora de poner demandas. Si Isabel desea tener la fiesta en paz, lo más inteligente es unirse a su pequeño y olvidar el pasado.

En conclusión, tanto Isabel como Kiko están interesados en que la reconciliación se produzca, especialmente porque una exclusiva en la que participasen ambos podría estar valorada en más de 80.000 euros. ¡¿Cómo?! Sí señor, una buena exclusiva en la que madre e hijo rajasen largo y tendido sobre lo acontecido en la familia Pantoja está valorada en mucho 'money'. Entonces, ¿estarán planeando una portadita abrazados? ¿pondrán a caldo a Anabel Pantoja por casarse? ¡Aquí huele a movida!

Temas
Inicio