Lo que Terelu Campos está dispuesta a soportar con tal de presentar 'Sálvame': ¿Está haciendo el ridículo?

Lo que Terelu Campos está dispuesta a soportar con tal de presentar 'Sálvame': ¿Está haciendo el ridículo?
Sin comentarios

Aunque parezca mentira, Terelu Campos ha vuelto al plató de Sálvame con una sonrisa de oreja a oreja. Durante años, la hija de Maritere aseguró que jamás volvería al programa que tanto daño le hizo en un pasado, sin embargo, desde 'La Fábrica de la Tele' le hicieron una oferta que su ego no pudo rechazar. Terelu siempre quiso triunfar como presentadora, y a juzgar por sus últimas apariciones televisivas, está dispuesta a lo que sea con tal de conseguirlo.

Cuando María Teresa era la reina del sarao telecinquero nadie se metía con las Campos. Eran intocables, gozaban de impunidad y jamás nadie se hubiera atrevido a pronuncia una mala palabra sobre ellas. Cuando la matriarca abandonó el barco, se produjo el desastre.  'Sálvame' sacó a la luz informaciones de todo tipo y la relación de la familia con la prensa cambió. Terelu se marchó del programa, y hasta hace cuatro días se negaba a volver.

Tras registrar los peores datos de audiencia de la historia, el programa de las frutas necesitaba lavado de cara. Despacharon a Carola Corredera, ficharon a Adela González y tentaron a Terelu con una oferta que no podría resistir: presentar el formato.  Y así fue. Pese a tener sentimientos encontrados, Terelu no pudo evitar firmar el contrato.

Terelu Campos en 'Sálvame'
Terelu Campos en 'Sálvame'

De este modo, Telecinco tiene barra libre para cargar contra la retoña de Maritere. Desde ayer, el programa no para de rajar sobre la boda del hijo de Carmen Borrego, y Terelu, visiblemente molesta, se ve obligada a cerrar el pico y poner buena cara. Está atada de pies y manos. Le gustaría zanjar el tema, pero si quiere mantener su cargo, no le queda más remedio que seguir tragando.

Esta tarde, la propia Terelu prefería agachar la cabeza y guardar silencio antes que soltar alguna barbaridad. El programa está dispuesto a dinamitar la boda de su sobrino y ella está entre la espada y la pared. Le gustaría mandar a freir churros a los allí presentes, pero su afán por presentar el formato supera cualquiera de sus deseos. ¿Hasta dónde llegará Terelu? ¿Terminará estallando? ¿O se conformará con una buena nómina?

Temas
Comentarios cerrados
Inicio