Rafa Mora ingresa en el hospital y preocupa a sus seguidores: podría acabar como Kiko Matamoros si no controla su adicción al 'pinchi-pinchi'

Rafa Mora ingresa en el hospital y preocupa a sus seguidores: podría acabar como Kiko Matamoros si no controla su adicción al 'pinchi-pinchi'
Sin comentarios

El colaborador de 'Sálvame' sorprendía ayer a sus 'followers' con una imagen inesperada. Acostumbrados a ver a Rafa Mora entre mancuernas y batidos de proteína, un 'storie' del ex viceverso en el que aparece tumbado sobre la camilla de un hospital hacía saltar todas las alarmas. ¿Qué le pasa a Rafiki? ¿Un ataque de apendicitis? ¿Un catarro mal curao'? ¡Tenemos la respuesta!

Queridos fans de Rafa, podéis estar tranquilos, vuestro ídolo está sano y salvo. El habitual de Telecinco no tuvo mejor ocurrencia que publicar una fotito en el hospital para crear expectación, pero la realidad es que está como un roble. Fue ingresado, sí, pero por cuestiones estéticas.

Como buen Telecinquero de primera, Rafa habría decidido someterse a un nuevo retocazo estético que todavía desconocemos. Podría haberse puesto  abdominales, un poco de culete o incluso haberse quitado grasa de algún sitio para inyectársela en otro. Vete tu a saber. Lo que está claro es que ingresó en la clínica estética a la que acuden muchos de los rostros visibles de Mediaset para someterse a un arreglillo.

Rafa Mora
Rafa Mora ingresa en una clínica estética para retocarse sabe Dios qué - Instagram

Además, el ingreso ha durado menos que un telediario. En menos de un día, Rafa Mora estaba zampándose un 'poke bowl' muy sanote en el salón de su casa, tal y como compartió en Instagram. La semana pasada, el colaborador ya se sometió a un retoquito en la misma clínica: el efecto 'bye bye arrugas'.

 

¿Qué arrugas? No lo sabemos, pero el estudiante de perdiodismo acudió a dicha clínica y su doctor de confianza introdujo ácido hialurónico en varios puntos de su rostro. En unos cuantos años, Rafa podrá presumir de ser el Matamoros 2.0 de la tele. ¡Qué honor!

Temas
Inicio