Tamara Falcó, abofeteada y retratada: la acusan de "machista" y de mercadear con la religión

Tamara Falcó, abofeteada y retratada: la acusan de "machista" y de mercadear con la religión
Sin comentarios

Tamara Falcó continúa en el punto de mira. Durante un par de días fue la mujer más aplaudida de España, pero su fatícido viaje a México empañó la imagen de mujer empoderada que que quiso vendernos. La valentía de la Falcó al reconocer que Onieva le puso los tochos ya no existe, ahora la imagen de Tamara es otra: la de una mujer antigua, machista y profundamente irresponsable.

Cada cual podrá interpretar a la Falcó de un forma u otra, pero lo cierto es que la frase que pronunció durante su intervención en México fue terrorífica. Y lo peor de todo: la tía no dicho nada al respecto. Pudo haber explicado que aquello fue un malentendido, pero ha preferido guardar silencio. Y ese silencio la ha retratado.

"Tamara es la mascota de lo rancio y nos la ha colado súper bien. El objetivo está cumplido, la gala que se ha celebrado en México arremetiendo contra el progreso, la modernidad y la libertad ha tenido más repercusión que si no lo hubiese dejado con su novio", decía este miércoles Bob Pop en Hora 25, de Cadena SER.

Verónica Fumanal, también presente en la tertulia, apoyaba el discurso de Bob: "Es el estereotipo de la pobre niña rica, de que los ricos también lloran. Hace que muchas personas digan: 'Con todo el dinero que tiene, también sufre por amor'. Esto la hace humana y eso a los electorados nos gusta".

 

"No utilizan a Tamara, ella es consciente de con quién está colaborando", decía la comunicadora sobre el congreso al que acudió la 'celebrity'. "Ha hecho de la religión un negocio: ha sacado joyas con vírgenes. Ella estaría en contra de una Iglesia basada en valores que no tienen que ver con la frivolidad o el capitalismo. Su análisis sobre por qué el mundo está mal roza la de una persona que no tiene criterio".

La periodista Nuria Labari, muy contundente, dejaba claro que la hija de la Pryesler no representa nada positivo:  "Tamara perpetúa un modelo machista. Está permanentemente fijada en su escote, su modelo. Es una mujer que le pregunta a su pareja si el vestido que lleva es adecuado. Le pide referencia a su madre como si tuviese tres años".

Temas
Inicio