Laura Matamoros narra su infierno postparto pocos días después de dar a luz

Laura Matamoros narra su infierno postparto pocos días después de dar a luz
Sin comentarios

La calva de la Pedroche para despedir el 2021 ha traído más suerte que el antiguo calvo de la Lotería. Si bien es cierto que el modelito de la colaboradora de 'Zapeando' pudo salir perfectamente de un outlet de 'Desigual', también tuvo como significado principal el renacimiento.

Así fue (como diría la Panto). Laura Matamoros dio a luz el pasado 27 de diciembre pero otras famositas, como Carla Barber (ex cuñi de la primera), han anunciado que esperan un retoño.

Los primeros días de Laura como mami fueron de luz y de color cual temazo de Marisol pero ahora la cosa se le ha complicado a la hija de Kiko Matamoros. La influencer ha utilizado su cuenta de Instagram para explicar a sus followers el por saco que le está dando la maternidad.

 

"Os voy a contar mi situación actual, que la verdad que a algunos les puede hacer mucha gracia, pero a mí no. He pasado una noche horrorosa, me ha subido la leche. Me tomé las pastillas y al final el cuerpo es sabio y ya con el segundo embarazo ha generado. A parte de eso, tengo un ganglio enorme en la axila, me duele una barbaridad, no sabéis cómo tengo el pecho. He ido al médico a que me tratasen y estoy débil", ha confesado Laura a través de stories, convirtiéndose en Samanta Villar 2.0 cuando puso a caldo a la maternidad sobrevalorada. 

“Me han recomendado ponerme frío, me estoy poniendo bolsas de guisantes tal cual en el pecho para que me calme un poco y hojas de col, así voy a estar unos días. Aunque os parezca alucinante, así me lo han recomendado los médicos", admite la influencer cual huerto humano y a puntito de que le crezcan tomates de las axilas.

Paciencia, Laura. Si las estadísticas no cambian, el baby te va a dar problemas durante los próximos 40 años (mínimo).

 

Temas
Inicio