Nicole Kidman

La verdad es que tener buenas para hablar de esta portada de Nicole Kidman en GQ sería toda una misión imposible porque mira que está fea la tía. Entre todo lo que se mete para quitarse las arrugas y el photoshop usado a mala leche me sigue pareciendo Chucky el muñeco diabólico igual que me lo parecía en el Vogue del mes apsado.

Sin embargo lo que me ha llamado la atención no ha sido su aire de dominatrix, ni esa pose tan “natural” como que la ha puesto así el Ayuntamiento, no, lo que realmente me ha atraído para compartir con vosotros este reportaje son las declaraciones sobre su vida sexual. Sí, la ctriz ha querido hacer un repaso a su vida en pareja y desde luego nadie va a quedar indiferente.

Refiriéndose a su pasado con Tom Cruise dice…

¡Vótalo!

Editores 8

Comunidad 8,6

Actividad de la comunidad