Príncipe Guillermo

¡Ay que ya no son novios, que acaban de pasar a ser marido y mujer!: el príncipe Guillermo y Kate Middleton ya se nos han casado, ¡Qué emoción por Dios! La boda se nos ha hecho más corta de lo que esperábamos, igual influye el hecho de que visto desde casa, así en chándal y con las palomitas en la mano pues es como mucho más tierno todo, más en petit comité ¿no creéis? Después de haber estado echando un ojo a los vestidos de los asistentes, en especial el Alexander McQuenn que ha llevado Kate Middleton y del que ya os ha hablado mi compañera Audrey, de ver cómo era todo por dentro, de los invitados, los preparativos… pues como que verles así recién casados le da a uno un poco de emoción y de alegría.

Y ya no podemos seguir hablando de Kate, ahora hay que tratarla de duquesa de Cambridge y cuando estemos en confianza Catalina, que eso suena mucho mejor y seguro que hace unos años ni en el mejor de sus sueños se hubiera imaginado tener una boda como la que ha tenido… que suertuda.

Radiantes. Esa es la palabra que mejor describe cómo se siente hoy en su día. Por su parte, el príncipe Guillermo está con el semblante serio como si estuviese acostumbrado a hacer esto todos los días. Como se nota que por tus venas corre sangre real, muchacho…

¡Vótalo!

Editores 0

Comunidad 10

Actividad de la comunidad