Daniel Radcliffe

Publicidad
Publicidad

Noticias de Daniel Radcliffe en Poprosa

Pues sí, ya es todo un hombre, aunque más bien no lo parezca. Y es que ayer 23 de julio, Daniel Radcliffe cumplió 20 años, ni más ni menos. Y como no podía ser menos, aquí en poprosa queríamos hacer algo especial, como una fiesta por todo lo alto se nos salía de presupuesto hemos optado que casi mejor hacer un repaso en imágenes a su vida.

Así, aprovechando la ocasión, vamos a ver cómo han pasado los años para el actor que se hiciera famoso interpretaldo el papel del mago que más millones de euros mueve en el mercado cinematográfico Harry Potter hasta hoy.

Seis películas en nueve años sólo dedicadas a este personaje, aunque no han sido las únicas. Así que comenzamos en 2001 cuando se estrenó la primera parte de la saga, ‘Harry Potter y la Piedra Filosofal’ donde no era más que un niño que no sabía la que se le venía encima. Era tan mono, tan salao, con sus gafillas redondas propias del personaje y su cara risueña a la par que dicharachera… Una ricura.

Más tarde llegaría la parte de ‘La Cámara Secreta’ y el niño pues se nota que va creciendo, aunque sigue siendo monín, las cosas como son, los cambios vinieron más adelante. Eso sí, os diré que su mal gusto al vestir ya se iba haciendo patente porque ojito a los modelitos de las premieres de Londres y Los Angeles, telita marinera.

En 2003 no hubo película, pero las activivdades de promoción iban a más y más y más…

Al año siguiente llegó ‘Harry Potter y el Prisionero de Azkaban’, el pequeño mago conocía a su tío y volvió a ser número uno en las taquillas de cine de todo el mundo. Arrasaba allá donde iba y ya se iba convirtiendo en todo un icono.

En 2005 creo que fue uno de los cambios y más radicales de Daniel, cuando presentan ‘Harry Potter y el Cáliz de Fuego’ (sí en la que participó Robert Pattinson). En ella ya está muy distinto, se nota más crecidito, con el pelo largo y ya va afeando bastante. Ojito con los trajes de las premieres (una vez más), con ese verde de terciopelo bien parece el típico duende irlandés, ponedle un bombín y un trébol y tal cual.

2006, año tranquilo, sin pena ni gloria. Una fotico del chaval que cada vez se parece más a un hobbit/Elijah Wood...

Pero supongo que el mayor punto de inflexión es 2007 que es cuando Daniel Radcliffe decide revelarse contra el mundo infantil que le rodeaba y comienza la obra Eqqus con toda la polémica que trajo porque suponía desnuedos integrales. Pero también la película independiente y para televisión ‘My Boy Jack’ donde el actor se vestía de uniforme militar y las voces más conservadoras (“¿¡y es que nadie va a pensar en los niños?!”) no estuvieron muy de acuerdo… cosas que pasan. por cierto este año se estrenó también ‘Harry Potter y la Orden del Fénix’, que me olvidaba.

El año pasado lo dedicaron a comenzar los rodajes de ‘Harry Potter y el misterio del príncipe’, mientras la autora de los libros terminaba por fin de escribir el final para el mago. Por su parte, el teatro seguía contando con él y sus representaciones en cueros, llegando incluso a Brodway.

Y por fin llegamos a 2009, año en el que Daniel cumple 20 años y estrena esa última parte de la saga (‘Harry Potter y el misterio del príncipe’) y aquí vimos cómo se estrenaba a gran escala. Se ha convertido en un taquillazo enorme, como todo el mundo pensaba y con razón Radcliffe se ha convertido en uno de lo jóvenes más influyentes y con más pasta del mundo (como para no).

Ahora, sólo queda terminar con el rodaje de las dos últimas películas (primera y segunda parte de ‘Harry Potter y las reliquias de la muerte’) y el chico se podrá despedir para siempre del rol de mago y del San Benito (para bien) que le ha hecho ciertamente encasillarse, aunque él luche para salirse del tiesto.

Como no podía ser menos la prens también le ha hecho un seguimiento muy de cerca y mucho se ha especulado sobre su condición sexual, que si salía con un travesti, que si pa’quí que si pa’llá, pero lo cierto, es que recientemente se ha atrevido a dar la cara y confesar que tiene novia, Laura O’Toole.

Y aquí unas fotos de los otros trabajos en los que ha participado, ¡vaya cambio madre mía!

Y hasta aquí el repaso a la vida cinematográfica y a los grandes cambios de este chico que no son pocos, a lo que sólo puedo añadir que qué mala es la pubertad para algunos…

Publicidad
Inicio